Noticias

Volver 
28/10/09
Nota a Baptiste en el diario La Capital (MDP) y su carta de agradecimiento a Yoga OM

Ampliar imagen

Baptiste Marceau, maestro yogui

"El yoga es una herramienta para hallar el equilibrio"

Aunque pudo seguir el camino del "show bussiness" por mandato paterno, Baptiste Marceau eligió la introspección y la práctica de una disciplina milenaria como es el yoga. Felicidad, viajes, moda, intuición y clases a Sting.

Baptiste Marceau es un francés de 55 años que recorre el mundo, aunque desde hace una década está instalado en el norte de México, dando prácticas de yoga. Entre sus alumnos figuran numerosos instructores y hasta personajes del mundo del espectáculo como Sting o el ya fallecido Luciano Pavarotti.

De paso por la ciudad, donde brindó una seminario en Yoga OM habló sobre la práctica de ashtanga (una modalidad de yoga), de la popularización de la actividad, de la búsqueda de la felicidad y de sus ganas de viajar por Latinoamérica sin necesidad del pasaporte.

El yoga es una "filosofía de vida que combina lo físico, lo espiritual y lo mental. Es una ciencia empírica que tiene más de 7 mil años, data de antes de la aparición de la escritura -explicó-. Los sabios observaban a los animales y veían que el animal salvaje tiene la gracia natural perfecta, observándolos desarrollaron el yoga como arte de sobrevivencia".

Como lo que nos diferencia de los animales es la conciencia, los antiguos sabios "hicieron un trabajo de introspección. Muchos descubrimientos del mundo cósmico. Lo que ahora los científicos están realizando con máquinas, ya los yoguis lo habían descubierto a través de la concentración", detalló el instructor que, además, es hijo del célebre mimo Marcel Marceau.

"Un circo"

En cuanto a la popularización que vive el yoga desde hace unos años a esta parte, Marceau no dudó en afirmar que "es un circo ahora, es un 'multimillion dollar businnes'. Se ha convertido en esto porque vivimos en un mundo de nombre y forma y como el yoga te hace sentir súper bien y te hace un cuerpo bueno, es la parte física lo que le gusta a la gente".

"Cuando uno está joven se siente inmortal -añadió-, es natural, y ésta práctica te hace sentir como un dios. Entonces atrae a mucha gente. Pero realmente, cuando vas más hacia adelante, te das cuenta que es una ciencia para enseñarnos a cómo envejecer bien, con gracia, para aprender a morir".

Y ese camino se recorre inevitablemente porque "el cuerpo humano después de los 39 años empieza a ir para abajo. Es una ley de lógica natural. Entonces con el yoga aprendemos a retrasar este envejecimiento, para lograr a una edad mantener vitalidad y energía", detalló el maestro yogui. Si bien a medida que el ser humano envejece "comienza a comprender mejor la vida, el cuerpo ya no sigue", razón por la cual recomendó "tratar de mantener el cuerpo porque la caminata es larga".

Felicidad

Este hombre que superó el medio siglo de vida descubrió la disciplina en Estados Unidos, haciendo dedo. "Había viajado por todo Oriente, siempre fui un interesado de la filosofía oriental, viví en Asia y en la India, pero me encontré el yoga en Hawaii. Hay un dicho que reza 'no busques al maestro, él viene a ti cuando estás listo'", detalló en diálogo con LA CAPITAL.

Así, en una carretera hawaiana lo llevaron "dos yoguis y empecé a hacer yoga con un americano que introdujo ashtanga yoga en Estados Unidos. Es muy dinámica, es un poco marcial, estricta, me gustó mucho porque es una disciplina muy completa", señaló.

Si bien existen distintos tipos de yoga, Marceau explicó que el ashtanga "es todo el sistema filosófico. Lo que hacemos es un hata yoga con viñasas, que son los saltos que hacemos entre cada postura, la manera original de practicar. Pero fueron los americanos los que la llamaron así".

"Realmente si quieres practicar ashtanga -agregó-, tenés que estar enterado de los otros miembros, que son los yamas y niyamas, reglas éticas; los ásanas, las posturas; el pranayama, que es el trabajo de la respiración sentado; pratyahara, que es la ayuda en los sentidos; dharana, concentración; dyana, meditación; y eventualmente samadhi, un estado alterado de la conciencia que te permite salir de tu cuerpo cuando quieras".

La búsqueda del ser

En cuanto al objetivo principal de la disciplina, analizó que "es la búsqueda del ser, ¿qué queremos todos? La felicidad, es lo que buscamos. Es una herramienta para encontrar el equilibrio o disfrutar mejor la vida de una buena manera".

Asimismo, los efectos no son sólo físicos, sino también mentales y espirituales. "Te hace más sensible, se nos transforman otros aspectos que ya no quieren vivir de la misma manera, eventualmente uno tiene que salir de la ciudad. Hay muchos factores que nos llevan a la forma de vida actual, el consumismo, la superpoblación. Es que la gente no se aguante sola, siempre necesitan estar amontonados", opinó.

Asimismo, estimó que "el yoga es la paz y para eso hay que aceptarse a uno mismo, introspección, requiere momentos de soledad para encontrarte a ti mismo. Escuchamos demasiado la parte mental y necesitamos escuchar más lo intuitivo, trabajar más el hemisferio derecho".

"La parte intuitiva -añadió- está más conectada con la naturaleza. Tenemos que escuchar y abrir nuestro corazón, tener más autoestima. Esto hace el yoga, enseña a autovalorizarnos porque somos todos especiales, todos tenemos algo importante y profundo que tenemos que valorizar".

Por el mundo

Baptiste Marceau ahora vive en México, pero dice que piensa mudarse porque "es un país maravilloso pero está un poco pesado", y después de haber habitado en Brasil, lo considera como una opción. Aunque también gana puntos el norte argentino.

"De acá me voy a Salta -adelantó-. Creo que me va a gustar por el clima, y por la gente, hay mucho indígena. Toda América para mí es un solo cuerpo, ojalá que un día podamos andar por toda América sin necesidad de pasaporte y todo esto".

Si bien todavía no decidió el próximo lugar geográfico en el que se instalará, descartó una gran ciudad debido a que "sólo las piso para dar los seminarios", y sostuvo que "cada lugar tiene su energía. Cada quien puede escoger el lugar que le conviene y estar donde quiere estar".

Fuente: Diario LA CAPITAL de Mar del Plata - Domingo 25 de octubre de 2009.

 

A continuación una nota de agradecimiento de Baptiste a Yoga OM:
(ampliar la imagen de abajo)

Ampliar imagen

Ayudanos a difundir este evento, compartilo en tu Red Social

Escaneá con tu dispositivo móvil el
Código QR de esta noticia para agendarla automáticamente o enviarla por SMS.

Qué es esto?


Ampliar imagen
Ver todas las noticias
YOGA OM - © 2017 Todos los derechos reservados - Mar del Plata, Argentina

ARWEBTINA Servicios Web -> Diseño Web - Hosting - Programación